Conecta con nosotros

Internacional

COVID-19 deja ‘en coma’ a la industria automotriz.

Editor VCN1

Publicado

a

La globalización de la industria automotriz la expuso ante la pandemia de coronavirus, pues mientras depende de componente fabricados en China, el mayor volumen de venta de vehículos lo tiene Estados Unidos y Europa, las regiones más afectadas por Covid-19.

Este 30 de Marzo, casi todas las plantas de fabricación de vehículos en Norteamérica están en paro técnico, incluyendo las de México.

El principal motivo es evitar la propagación del virus en Wuhan, China, llevó al cierre de fábricas en ese centro de componentes automotrices.

Pero a medida que el virus se fue esparciendo por el mundo, especialmente en Estado Unidos, las automotrices se vieron obligadas a suspender la producción, por lo menos hasta mediados de Abril.

Alik García, analista de Intercam, estima que la producción automotriz en México se desplomará 13% durante 2020.

Antes de la pandemia, las presivisones en cuanto a producción de vehículos en el país era de una caída de 5% y una reducción de 6% en exportación, pero el coronavirus empeoró los pronósticos.

El virus le pone un peso adicional a la perspectiva negativa, algunas plantas han frenado su producción por falta de componentes. Sin embargo, la principal razón por la que se verá una merma en los niveles de producción y exportación es la baja demanda para los siguientes meses.

IHS Markit calcula que la venta de vehículos nuevos en Estados Unidos caerá 15% en 2020, lo que afectará la producción automotriz en México, pues 80% de lo que se fabrica en el país se envía al mercado estadounidense.

La firma también hizo una encuesta entre los proveedores de la industria de Asia, América y Europa, donde 39% reportó al menos una planta donde sus empelados fueron infectados por el Covid-19.

Pero además de los contagios, 40% de los proveedores encuestados reportaron la falta de materia prima o subcomponentes para fabricar piezas, y otro 37% mencionó daños a la cadena logística.

PEOR QUE EN 2009
Los analistas coinciden en que esta crisis es la peor que enfrenta la industria automotriz desde 2009 cuando Genral Motors y Chrysler se declararon en banca rota y la falta de crédito desplomó las ventas.

«Es un parteaguas, jamás habíamos visto algo de esta magnitud. Aún si el coronavirus se hubiera contenido en China la repercusión global hubiera sido enorme».

«No podemos negar que están faltando suministros, el único que lo ha dicho claramente es Volkswagen, pero por otro lado, para qué sigues produciendo al mismo ritmo si viene una caída en ventas», dijo Gerardo San Román director general de JATO Dynamics.

Continuar Leyendo
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Internacional

Gobierno de Rusia ha detenido a cientos de partidarios del opositor Alexéi Navalny durante manifestaciones  

editor2

Publicado

a

Por

  • Las manifestaciones de protesta se extendieron a otros países; en España, grupos de simpatizantes se reunieron con pancartas en ciudades como Barcelona

 

En medio de las marchas en respaldo al opositor ruso, que fue arrestado al regresar al país desde Alemania, donde se recuperó del envenenamiento del que fue blanco en 2020, cientos de ciudadanos fueron detenidos por agentes de seguridad durante la jornada en la que la esposa del líder político también fue arrestada.

 

Cientos de ciudadanos fueron detenidos este 23 de enero por parte de la Policía rusa, en medio de las protestas convocadas en toda la nación en respaldo a Alexéi Navalny, entre ellos su esposa, Yulia Navalnaya, de 44 años.

 

Para intentar contener las movilizaciones, con las que los simpatizantes del opositor buscan reiterar su apoyo a este líder político que fue arrestado el 17 de enero al regresar desde Alemania, adonde fue trasladado para recibir atención médica tras ser envenenado el pasado año, fueron desplegados varios grupos especiales de las fuerzas de seguridad.

 

Agencias internacionales de prensa como Reuters han reportado que al menos 1,614 manifestantes han sido detenidos y que en varias de las diligencias los arrestos se llevaron a cabo de manera violenta por parte de los oficiales.

 

Ante dichas detenciones, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Reino Unido llamó a Rusia a respetar los compromisos internacionales en materia de Derechos Humanos.

 

Las protestas se llevaron a cabo bajo el reclamo de libertad para Navalny y se extendieron a otros países como España, en donde grupos de simpatizantes se reunieron con pancartas en Barcelona.

 

De acuerdo con el Servicio Federal Penitenciario de Rusia, el opositor incumplió con las condiciones de la condena suspendida de 3 años que había sido dictada en su contra en el año 2014, a pesar de que esta había sido declarada como “ilegal” por parte del Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

 

Una de las marchas más concurridas fue la que se cumplió en Moscú, donde desde las 14:00 (hora local) miles de manifestantes se reunieron en la plaza Púshkinskaya, cerca a la cual poco después fue detenida Liubov Sobol, una de las principales aliadas del opositor y jurista del Fondo de Lucha contra la Corrupción.

 

Por publicar en su sitio web la programación de las marchas de este sábado, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia indicó que la Embajada de Estados Unidos en Moscú tendrá que dar explicaciones.

 

A pesar de que desde hace varios días la Policía había advertido que contendría las movilizaciones y de que varios colectivos sociales denunciaran el inicio de una campaña de acoso en contra de los colaboradores de Navalny a fin de evitar el registro de las marchas, estas gozaron de gran asistencia.

 

Entre los mensajes coreados por los participantes también figuraron frases contra el presidente Vladimir Putin como “Ladrón” y constantes críticas por presunta corrupción en sus gestiones gubernamentales.

 

 

Continuar Leyendo

Internacional

Biden firma decretos de igualdad, migración, clima y pandemia, reintegra EU a la OMS y Acuerdo de París

editor2

Publicado

a

Por

  • En su primer día como Presidente de Estados Unidos, Joe Biden ha firmado una serie de decretos para anular sus medidas sobre inmigración, cambio climático y gestión de la pandemia que su predecesor Donald Trump había realizado.

 

El Presidente de Estados Unidos, Joe Biden, firmó este miércoles una orden ejecutiva para evitar la salida de su país de la Organización Mundial de la Salud (OMS), un proceso que inició su antecesor, Donald Trump, y que estaba previsto que se hiciera efectivo en julio de 2021.

 

Uno de los primeros actos de Biden como Presidente fue detener el proceso que Trump inició oficialmente en julio del año pasado para sacar a Washington de la OMS, organismo al que también dejó de ayudar económicamente, lo que supuso un gran varapalo porque Estados Unidos era su mayor donante.

 

En específico, sobre la participación de EU en la OMS, y en la peor crisis de contagios y muertos desde que comenzó la pandemia en ese país, el propósito de Biden es que su país vuelva a ser un actor activo en ese organismo de salud mundial.

 

El pasado 7 de julio, y luego de meses de enfrentamientos con los directivos de la OMS, Trump anunció formalmente a La Organización de las Naciones Unidas (ONU) la salida de su país de la Organización Mundial de la Salud.

 

Trump dio así el primer paso oficial para la desvinculación de EU de la OMS, algo que tomaría al menos un año en ser efectiva, por lo que la decisión de Biden está muy a tiempo de revertir el anuncio del ahora expresidente.

 

Entre otras cosas, Trump acusó a la OMS de ser complaciente con China, país donde él aún afirma se generó el SARS-CoV-2, además de estar en desacuerdo en seguir pagando sus contribuciones económicas a ese organismo, que están estimadas en 450 millones de dólares y que representan el 15 por ciento del total de su presupuesto.

 

MÁS DECRETOS

 

Biden también pondrá fin a la construcción del muro fronterizo de Trump, eliminará la prohibición de viajar desde algunos países de mayoría musulmana, regresará al Acuerdo Climático de París y a la Organización Mundial de la Salud, y revocará la aprobación del oleoducto Keystone XL, dijeron sus asesores el martes. El demócrata firmará los decretos casi inmediatamente después de jurar el cargo en el Capitolio, pasando rápidamente del reducido acto a la puesta en marcha de su agenda.

 

Los 15 decretos intentan rebobinar cuatro años de políticas federales a gran velocidad. Solo dos presidentes recientes firmaron decretos en su primer día en la Oficina Oval, y uno en cada caso. Pero Biden, que se enfrenta a la debilitante pandemia del coronavirus, busca mostrar un sentido de urgencia y competencia que, dice, le faltó a su predecesor.

 

“Procederemos con velocidad y urgencia, porque tenemos mucho que hacer en este invierno de peligros y posibilidades significativas: mucho que reparar, mucho que restaurar, mucho que sanar, mucho que construir y mucho que ganar”, dijo Biden tras ser investido como el 46to presidente de la nación.

 

Biden comenzó el Día de la Investidura indicando que buscaría un regreso a las tradiciones y la normalidad en Washington, que su predecesor puso patas arriba.

 

Mientras Trump, que declinó asistir a la ceremonia, dejaba Washington por la mañana, Biden y su familia acudieron a la Catedral de San Mateo Apóstol, la iglesia histórica en la que se realizó el funeral de John F. Kennedy. Congresistas demócratas y republicanos se sumaron a Biden para el oficio, en una muestra de bipartidismo que él espera sea un impulso en la lucha contra la pandemia, que ha matado a más de 400 mil personas en el país.

 

Biden tiene intención de ordenar una revisión de todas las regulaciones y decretos de Trump considerados perjudiciales para el medio ambiente o la salud pública. Pedirá a las agencias federales que prioricen la equidad racial y revisen las políticas que refuerzan el racismo sistemático, revocará la orden de Trump que buscaba excluir a las personas sin permiso de ciudadanía del censo y exigirá a los empleados federales que asuman un compromiso ético de defender la independencia del Departamento de Justicia.

 

Susan Rice, la futura asesora de política nacional de Biden, dijo que el nuevo presidente revocará también el recién publicado reporte de la “Comisión 1776” de Trump para promover la “educación patriótica”.

 

A estas medidas les seguirán decenas más en los próximos 10 días, apuntaron los asesores, en un intento de Biden por reconducir el país sin tener que pasar por un Senado que los demócratas controlan por un estrecho margen.

 

Entre los primeros decretos destaca la ausencia de medidas inmediatas para volver al acuerdo nuclear de Irán, que Trump abandonó y que Biden se comprometió a reimplementar. Jen Psaki, la próxima secretaria de prensa de la Casa Blanca, apuntó que aunque no están incluidos en sus primeros decretos, en los próximos días se anulará el veto del Pentágono a los soldados transexuales y la llamada política de la Ciudad de México, que prohíbe a Estados Unidos financiar a organizaciones internacionales que realicen o aconsejen a mujeres sobre el aborto.

 

Psaki dijo que los decretos del miércoles se centrarán en proporcionar un “alivio inmediato” a los estadounidenses.

Continuar Leyendo

Internacional

Joe Biden juró como presidente de Estados Unidos, el número 46, en una ceremonia cerrada al público por la pandemia de COVID-19

editor2

Publicado

a

Por

  • Durante su primer discurso como presidente de Estados Unidos, Joe Biden pidió orar por las más de 400 mil personas que han muerto en el país por el COVID-19

 

“Yo, Joseph Biden, juro solemnemente que ejecutaré fielmente el cargo de presidente de Estados Unidos y que haciendo uso de todas mis facultades preservaré y defenderé la Constitución de Estados Unidos. Que Dios me ayude”, pronunció.

 

Su juramento fue sobre la misma Biblia de la que se apoyó para jurar en 2013, por segunda vez, como vicepresidente de EE.UU. bajo la Presidencia de Barack Obama.

 

Se trata de una Biblia propiedad de su familia desde 1893 y que mide casi 13 centímetros de ancho.

 

En su primer discurso como presidente de Estados Unidos, Joe Biden destacó que se festeja la voluntad del pueblo, misma que fue escuchada y obedecida.

 

Agradeció a sus antecesores, Barack Obama y George W. Bush, por asistir a su toma de posesión en tanto que aseguró que habló con el expresidente Jimmy Carter.

 

Joe Biden expresó que hay mucho qué sanar, mucho qué conseguir y mucho qué ganar. Esto por el momento difícil de Estados Unidos por la pandemia de COVID-19, que ha tomado tantas vidas como las ocurridas durante la Segunda Guerra Mundial.

 

Se comprometió también a vencer a los supremacistas blancos y el terrorismo.

 

Llamó a la unidad para conseguir la paz y terminar con la división y el odio, al tiempo que reiteró que trabajará por todos los estadounidenses, inclusive por aquellos que no votaron por él.

 

Retomando la pandemia de COVID-19, el presidente Biden pidió guardar unos segundos de silencio y orar por las más de 400 mil personas que han muerto en el país a consecuencia de la enfermedad.

 

“Necesitamos toda nuestra fuerza para perseverar, para avanzar adelante. Vamos a establecer políticas para enfrentar esta pandemia como una nación”, agregó Joe Biden.

 

Concluyó su discurso pidiendo a Dios que bendiga a los estadounidenses y a sus soldados.

 

La investidura de Biden ocurrió después de que Kamala Harris jurara como vicepresidenta de Estados Unidos.

 

Para su juramento, Harris tuvo la ayuda de la jueza Sonia Sotomayor, primera magistrada hispana del Tribunal Supremo de EE.UU.

 

“Yo, Kamala Harris, juro solemnemente apoyar y defender la Constitución de Estados Unidos de América contra todo enemigo y que seré fiel a ella. Que asumo esta obligación libremente sin ninguna reserva mental y que cumpliré fielmente los deberes del cargo que estoy por asumir, con la ayuda de Dios”, fue el juramento que hizo.

 

La ceremonia de investidura de Joe Biden se realizó sin público, a excepción de invitados especiales, debido a la pandemia de COVID-19.

 

Además, contó con un fuerte resguardo policial de 25 mil elementos de la Guardia Nacional para evitar actos violentos.

 

Contrario al protocolo, el presidente saliente, Donald Trump, no participó en el cambio de gobierno.

 

Horas antes de la investidura Trump salió de la Casa Blanca rumbo a la base militar Andrews, donde pronunció su último discurso como presidente antes de viajar hacia Florida.

 

Sin embargo, sí se apegó a la tradición de dejar una carta a su sucesor -Joe Biden-, en el Despacho Oval de la Casa Blanca, cuyo contenido no se ha dado a conocer.

 

Kamala Harris jura como vicepresidenta

 

Continuar Leyendo

Trending