Conecta con nosotros

Gobierno

En lo que va del gobierno con López Obrador la tasa de homicidios duplica a la de Calderón y es 55% más alta que con EPN.

Editor VCN1

Publicado

a

En los primeros 18 meses de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador fueron asesinadas 53 mil 628 personas en México, entre ellas, más de 5 mil 800 mujeres y mil 800 niños y adolescentes. En promedio, son casi 100 personas asesinadas todos los días en el actual sexenio.

Es el primer año y medio de gobierno más violento en lo que va del siglo. La tasa de asesinatos duplica, por ejemplo, a la registrada en mismo periodo de Felipe Calderón, y es 55% más alta que con el expresidente Enrique Peña Nieto.

Pero comparaciones más recientes también prueban el avance de la violencia en México. Los homicidios de hombres, mujeres y niños son más altos que en el año y medio previo a la llegada de AMLO. Y en este mismo sexenio, de 2019 a 2020, la violencia homicida sigue subiendo aun cuando desde hace rato se ubica en niveles récord.

En el que se prometió que sería el periodo de los “abrazos no balazos” y donde, según el presidente, “la guerra había terminado”, 7 de cada 10 asesinatos se han cometido con armas de fuego. Al menos 60% de los crímenes están vinculados con las actividades del crimen organizado y, sobretodo, con sus disputas territoriales.

Hay seis estados que concentran la mitad de los asesinatos, pero el epicentro de la violencia es Guanajuato, entidad donde los homicidios se han quintuplicado, y donde igual son asesinados policías, estudiantes, mujeres embarazadas y niños en ataques con armas y hasta con granadas.

Ni el despliegue de la Guardia Nacional, ni la legalización de las fuerzas armadas en la calle y la nueva estrategia de seguridad han evitado que la violencia crezca. Tan solo este año han sido asesinados policías, militares, jueces y también legisladores. El gobierno ha fallado en capturar a líderes criminales y a uno, el hijo de “el Chapo” Guzmán, tuvo incluso que liberarlo.

La violencia podría ser peor de lo que marcan los registros oficiales. Prueba de ello es la última actualización de las cifras de homicidios dolosos realizada el 20 de junio, donde “aparecieron” 172 homicidios en enero de 2020 que no fueron reportados en su momento, modificación que excede por mucho a los ajustes normales que mes a mes se hacen.

El parte de la violencia
De acuerdo con las cifras actualizadas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), de diciembre de 2018 a mayo de 2020 – los primeros 18 meses del actual sexenio – fueron asesinadas 53 mil 628 personas en México. Un promedio de 98 homicidios todos los días.

Entre las víctimas figuran 5 mil 811 mujeres, que representan un promedio de 11 mujeres asesinadas al día (incluyendo casos de homicidio y feminicidio). También hay 1 mil 807 menores de 17 años entre las víctimas, que equivalen a tres niños o adolescentes asesinados cada 24 horas.

En los registros oficiales aparecen 10 mil 430 casos donde no se conoce con precisión la edad de la víctima, y 1 mil 308 donde no hay claridad de su sexo (algunos casos corresponden a restos en fosas clandestinas).

La violencia homicida se ha incrementado. En el mismo periodo de año y medio previo al que lleva AMLO, es decir de diciembre de 2016 a mayo de 2018, se registraron 45 mil 581 asesinatos. Se trata de 8 mil homicidios por debajo de los que van en los 18 meses de este sexenio. La tasa de asesinatos entre ambos periodos creció de 36.9 a 42.5 casos por cada cien mil habitantes.

En ese lapso crecieron los asesinatos de hombres, pero también los de mujeres, que pasaron de 5 mil 17 a 5 mil 811, y los de menores que ascendieron de 1 mil 788 a 1 mil 807.

En comparación con el arranque de los otros tres sexenios, el de López Obrador también es el más violento. Ello se advierte a revisar los datos de carpetas de investigación/averiguaciones previas iniciadas por homicidio doloso, que es el registro del que hay datos disponibles desde 1997.

La estadística muestra lo siguiente: en los primeros 18 meses de este sexenio se han iniciado 44 mil 82 carpetas por homicidio doloso, una tasa de 35 casos por cada cien mil habitantes. Esto equivale a un incremento del 55% respecto a la tasa de 22.4 casos registrada en el primer año y medio del gobierno de Peña Nieto; un alza del 137.6% sobre la tasa de 14.7 homicidios con Felipe Calderón; y de 72.5% sobre la tasa de 20.3 homicidios en el arranque de Vicente Fox.

Dentro del propio periodo del gobierno presidente López Obrador también se aprecia un incremento de la violencia. Mientras que de enero a mayo de 2019 se registraron 14 mil 576 asesinatos, en el mismo lapso de este año ya van 15 mil 16 casos. La tasa pasó de 11.57 a 11.81 víctimas por cada cien mil personas.

Las zonas de guerra
Hay seis estados en donde se concentran prácticamente la mitad de los más de 53 mil asesinatos registrados con López Obrador. Guanajuato lidera la lista con 5 mil 745 víctimas en el periodo. Esto significa que tan solo en dicha entidad han ocurrido, al menos, 1 de cada 10 de los asesinatos reportados en todo México.

Le siguen el estado de México que suma 4 mil 337 víctimas de homicidio; Baja California con 4 mil 285; Jalisco con 3 mil 998; Chihuahua con 3 mil 856 homicidios dolosos; y Michoacán con 3 mil 271.

Colima es un caso especialmente grave pues registra 312 homicidios en el primer año y medio de este sexenio, por debajo de otros estados. Sin embargo, al tratarse de una entidad con poca población, su tasa de homicidio dolosos se dispara hasta 144.5 casos en el periodo, la más alta del país.

A nivel regional y municipal el gabinete de seguridad ha identificado 20 puntos en donde se registran las mayores tasas de violencia. Ahí se han enfocado los despliegues de la Guardia Nacional y de otras fuerzas de seguridad. Sin embargo y pese a ello, la violencia no cede.

De esos 20 puntos, en 12 ha crecido la tasa de asesinatos en 2020 en comparación con 2019. Hay casos dramáticos como el de Celaya, Guanajuato, donde la tasa se duplicó de 15 a 35.4 homicidios, o el de Zamora, Michoacán que se disparó de 12.4 a 42.3, o el de Cajeme, Sonora, que creció de 18.9 a 34.3.

El gabinete de seguridad estima que el 60% de los homicidios en México están ligados al crimen organizado, pero en las zonas de mayor violencia como Guanajuato o Jalisco, el cálculo es de hasta un 80%. La guerra por territorios entre grupos criminales es uno de los principales motores de esta violencia

El gobierno ha implementado acciones para tratar de capturar a líderes de estos grupos pero han fallado.

Un ejemplo fue el fallido operativo del 17 de octubre de 2019 en el cual se detuvo, por algunos minutos a Ovidio Guzmán, uno de los hijos de Joaquín “el Chapo” Guzmán, líder del Cártel de Sinaloa. Sin embargo, las fuerzas de dicho grupo criminal sobrepasaron a las oficiales e incluso tomaron de rehenes a militares.

El presidente López Obrador terminó por ordenar la liberación del criminal y aun así se registraron 13 muertos.

Otro ejemplo son los distintos intentos infructuosos por detener a “El Marro”, líder del Cártel Santa Rosa de Lima en Guanajuato. Especialistas indican que esto propició el fortalecimiento de grupos rivales en el estado como el Cártel Jalisco Nueva Generación, lo que ha recrudecido los enfrentamientos en el estado.

Saldos del terror
En el año y medio que va del actual gobierno se han registrado episodios de extrema violencia, similares a los de sexenios pasados.

Los multihomicidios han sido frecuentes. Entre ellos figuran, por ejemplo, el asesinato de 29 personas en el bar “Caballo Blanco” en Coatzacoalcos, Veracruz, que fue atacado a balazos y luego incendiado el 28 de agosto de 2019; la masacre en una fiesta en Minatitlán, Veracruz el 13 de abril de ese año que dejó 13 muertos, entre ellos un niño; o el reciente homicidio de siete personas en otra fiesta en Tierra Blanca, Veracruz, el 30 de mayo de 2020.

En Guanajuato los homicidios se cuentan por decenas casi todos los días. Solo por citar los casos más recientes: el asesinato a balazos de ocho jóvenes en Apaseo el Alto el 19 de mayo; el crimen de 4 estudiantes agredidos a balazos en un taller en Celaya y la masacre de diez jóvenes en un centro de rehabilitación en Irapuato ambos el 6 de junio; o el reciente homicidio de 6 integrantes de una familia, entre ellos una niña y una joven embarazada, también en Celaya, el 18 de junio.

La violencia también alcanza a las fuerzas de seguridad. De acuerdo con conteos de organizaciones como Causa en Común, en lo que va del año han sido asesinados 240 policías, que se suman a otros 466 policías asesinados en 2019.

Guanajuato es la entidad con más policías asesinados. El último caso fue el asesinato de tres policías municipales el 11 de junio en Silao. Pero también se registran casos de alto impacto en otros estados como el reciente homicidio del jefe de la Policía de Zamora, Michoacán, y un comandante de esta el 17 de junio.

Uno de los peores crímenes en contra de las fuerzas de seguridad fue la emboscada a un convoy de la policía de Aguililla, Michoacán el 4 de octubre de 2019. Al final 13 policías perdieron la vida.

La violencia también ha alcanzado a otras autoridades. Entre los casos recientes está el asesinato de un juez federal y su esposa el pasado 16 de junio en Manzanillo, Colima; o el feminicidio de una diputada local en ese mismo estado cuyo cuerpo fue encontrado en una fosa a principios de junio, semanas después de haber sido secuestrada.

Los asesinatos de mujeres por cuestiones de género, es decir los feminicidios, han sido numerosos. Entre ellos destaca el de Ingrid Escamilla, joven asesinada el 9 de febrero en Ciudad de México. La violencia de su asesinato y la exhibición de las imágenes generaron conmoción y desataron varias movilizaciones de protesta.

Pero la violencia contra la mujer ha continuado. En pleno 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, la estudiante de la Universidad Iberoamericana Nadia Verónica fue asesinada en Salamanca, Guanajuato.

¿Subregistro oficial?
En años anteriores organizaciones ciudadanas han cuestionado la precisión de las cifras oficiales reportadas por los estados al SESNSP. Se llegaron a documentar casos como el de Veracruz, en el gobierno de Javier Duarte, que no reportó más de 200 homicidios en un año, añadiéndolos al registro en meses posteriores.

La actual administración del SESNSP realizó el año pasado una auditoría a los registros de diversos estados y la forma en como reportan los delitos. Los resultados no se han hecho públicos, pero autoridades con conocimiento del proceso indicaron a Animal Político que se han encontrado anomalías importantes.

En cada actualización mensual se hacen revisiones a las cifras de periodos anteriores y en el caso de los homicidios con frecuencia hay ajustes que van de dos o tres homicidios hasta 20 o 30 de ellos. Sin embargo, en la última actualización publicada este sábado 20 de junio se aprecia una modificación significativa.

De acuerdo con dicha actualización, en enero de 2020 se registraron 2 mil 991 víctimas de homicidio doloso. Sin embargo, previo a esta nueva publicación la cifra para ese mes era de 2 mil 819 asesinatos. Es decir, se trata de 172 asesinatos nuevos que no habían sido reportados hasta ahora.

Con este cambio se revierte además el presunto descenso en los homicidios que originalmente reportaron las autoridades federales en el arranque del año.

Continuar Leyendo
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Gobierno

COVID-19, diabetes y enfermedades del corazón, las principales causas de muerte en México: INEGI  

editor2

Publicado

a

Por

  • En 2020, hubo un millón 86 mil 94 defunciones, de las cuales, 58.8 por ciento fueron hombres, 41.1 por ciento mujeres y en 756 casos el sexo no fue especificado.

 

El Instituto Nacional de Geografía y Estadística presentó las características de las defunciones registradas en México durante 2020.

 

Se contabilizaron, mediante los registros administrativos generados a partir de los certificados de defunción suministrados por las oficialías del Registro Civil, los Servicios Médicos Forenses y los cuadernos estadísticos proporcionados por las Agencias del Ministerio Público, un total de un millón 86 mil 941 muertes.

 

La tasa de defunciones registradas por cada 10 mil habitantes fue de 86, superior en 27 unidades respecto a la información definitiva del año anterior.

 

Las mayores tasas de defunciones registradas por cada 10 mil habitantes por entidad de residencia habitual ocurrieron en Ciudad de México con 116, Chihuahua con 105, Sonora con 94, Morelos y Veracruz de Ignacio de la Llave con 93. En contraparte, las entidades que reportaron las tasas más bajas fueron Quintana Roo con 59, Baja California Sur con 61, Querétaro con 63 y Aguascalientes con 67.

 

Del total de defunciones registradas, 98.5 % (un millón 69 mil 301) corresponden a muertes ocurridas durante 2020, 1.3 % (14 mil 433) a muertes ocurridas en 2019 y 0.1 % restante (mil 672) a defunciones acontecidas en 2018 y años anteriores. En 688 casos no se especificó el año de la defunción.

 

El 58.8 % (638 mil 892) de las defunciones corresponden a hombres, mientras que 41.1 % (446 mil 446) a mujeres. En 756 casos no se especificó el sexo. Por grupos de edad, la mayor proporción de defunciones se concentra en las personas de 65 años y más (605 mil 662, equivalentes al 55.8 por ciento).

 

EXCESO DE MORTALIDAD

 

La presente publicación incluye también una estadística sobre el exceso de mortalidad donde se consideran las defunciones ocurridas de 2015 a 2020. Si bien para 2020 las defunciones registradas de las cuales trata el presente comunicado son un millón 86 mil 94, esta cifra contempla fallecimientos de registro extemporáneos, por lo que las defunciones ocurridas entre enero y diciembre de 2020 son un millón 75 mil 779 y el complemento extemporáneo o no especificado es de 10 mil 315. El exceso de mortalidad contempla por tanto las defunciones ocurridas de enero a diciembre 2020.

 

A partir de la metodología de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) basada en canales endémicos y semanas epidemiológicas, los resultados a nivel nacional se muestran en la gráfica siguiente.

 

En el periodo de 2015 a 2019 se esperaban de enero a diciembre 2020 un total de 749 mil 500 defunciones y ocurrieron un millón 75 mil 779. Con base en estos resultados se tiene un exceso de mortalidad por todas las causas de 326 mil 279, equivalente al 43.5 por ciento.

 

CAUSAS DE MUERTE

 

Durante 2020, 92.4 % (un millón 3 mil 645) de las defunciones se debieron a enfermedades y problemas relacionados con la salud presentando un aumento del 3.6 % con respecto a 2019 y 7.6 % (82 mil 449) a causas externas, con una disminución porcentual de la misma magnitud: accidentes (32 mil 334), homicidios (36 mil 579), suicidios (7 mil 896) y eventos de intención no determinada (5 mil 578) que se caracterizan porque el certificante manifiesta carecer de elementos para clasificar la defunción en alguna de las categorías previas. Las categorías previas se complementan con otras causas externas

 

Para estas cuatro últimas causas de muerte se observa una mayor proporción en hombres, representando 78.5 por ciento de los accidentes, 87.9 por ciento de los homicidios, 81.7 por ciento de los suicidios y 82.4 por ciento de eventos de intención no determinada.

 

Cabe destacar que de las 5 mil 578 defunciones que corresponden a eventos de intención no determinada, 12.8 % tuvo como medio de agresión un arma de fuego o un arma blanca. El detalle por entidad federativa se encuentra en la nota técnica.

 

Los homicidios son la octava causa de muerte en la población en general (36 mil 579, 3.4 %) y la sexta causa de muerte en hombres (32 mil 147, 5.5 %).

 

Por problemas de salud, las tres principales causas de muerte a nivel nacional son por enfermedades del corazón (218 mil 885, 20.2 por ciento), por la COVID-19 (201 mil 163, 18.5 por ciento) y por diabetes mellitus (151 mil 214, 13.9 %).

 

Para generar la información definitiva que se publicará en octubre de 2021, se realizan confrontas con la Secretaría de Salud para cuatro grupos: defunciones maternas, muertes de menores de cinco años, agresiones (presuntos homicidios) y las provocadas por causas sujetas a vigilancia epidemiológica (incluyen las causadas por la COVID-19). La información que integra la estadística fue suministrada por 5 mil 310 fuentes informantes.

 

La información preliminar ahora publicada refleja el avance en el proceso de confronta del cual, el grupo de defunciones por causas sujetas a vigilancia epidemiológica tuvo un incremento muy significativo respecto a los años anteriores.

 

En el avance de la confronta, 94 % de los casos con causa básica de defunción COVID-19 ha sido ratificado por la Secretaría de Salud; el complemento se encuentra en proceso de confronta. De los casos ratificados cuya causa básica de defunción resultó ser la COVID-19, 10 % fueron producto de la búsqueda intencionada que realiza la Secretaría de Salud como parte del seguimiento a las defunciones sujetas a vigilancia epidemiológica que lleva a cabo en forma permanente, ya que estos referían de origen a una causa de muerte diferente a la COVID-19.

 

Es importante señalar que los procesos de búsqueda intencionada y de confronta continúan. Sus resultados se verán reflejados en el total de casos en la publicación de la información definitiva que tendrá lugar en octubre próximo.

Continuar Leyendo

Gobierno

Aplicará gobierno estatal Ley Seca solo el 1 de agosto: SEGOB

editor2

Publicado

a

Por

  • El gobernador Miguel Barbosa Huerta consideró que la medida aún es útil

 

PUEBLA, Pue. – La secretaria de Gobernación, Ana Lucía Hill Mayoral informó que la restricción de venta y consumo de bebidas alcohólicas en todo el estado, con motivo de la Consulta Popular, solo aplicará para el 1 de agosto, día que será realizado dicho ejercicio democrático.

 

La funcionaria agregó que los establecimientos comerciales que no cumplan con la medida recibirán sanciones administrativas contenidas en el decreto publicado este jueves en el Periódico Oficial del Estado. Al respecto, el gobernador Miguel Barbosa Huerta agregó que la Ley Seca es una medida que ayuda a la disciplina social.

 

Por otro lado, Hill Mayoral informó que, en las últimas 24 horas, la Coordinación General de Protección Civil Estatal, la Secretaría de Seguridad Pública y la Dirección de Protección contra Riesgos Sanitarios (DPRIS) verificaron 21 inmuebles de 11 giros comerciales e impusieron dos clausuras por incumplimiento de las disposiciones contenidas en el decreto vigente.

 

Asimismo, las secretarías de Movilidad y Transporte (SMT) y SSP verificaron 95 unidades colectivas, sin que hayan aplicado infracción alguna, además de que siguen los operativos de prevención en el servicio de transporte RUTA.

Continuar Leyendo

Gobierno

Confirma Secretaría de Salud que el pico más alto por contagio de COVID-19 está por alcanzarse

editor2

Publicado

a

Por

  • A finales de agosto, el número de contagios en la tercera ola llegará a lo más alto

 

  • El sector salud aplicó, en dos días, 156 mil 184 dosis a la población de la zona conurbada, así como Atlixco, Amozoc e Izúcar de Matamoros

 

PUEBLA, Pue. – Este jueves 29 de julio, los casos de contagio por el virus SARS-CoV-2 reportaron 296 nuevos infectados, tres más que el día anterior; la cifra de defunciones en las últimas horas llegó a 12, y los hospitalizados ascendieron a 356, así lo dio a conocer el secretario de Salud, José Antonio Martínez García al reiterar que de seguir esta tendencia el punto más alto de la tercera ola de contagio será a finales del mes de agosto.

 

Durante la videoconferencia de prensa que preside el gobernador Miguel Barbosa Huerta, el funcionario informó que el número de personas intubadas es de 35; y de los casos activos entre ambulatorios y hospitalizados comentó que hay 525, distribuidos en 47 municipios. Sobre la distribución en unidades médicas, detalló que 132 están en nosocomios de los Servicios de Salud; 95 en el IMSS; 50 en instituciones privadas; 42 en el ISSSTEP; 25 en ISSSTE y 12 en el Hospital Militar Regional.

 

En el tema de la vacunación, Martínez García afirmó que -durante el segundo día de inoculación en los nueve municipios de la zona conurbada, además de Atlixco, Amozoc de Mota e Izúcar de Matamoros-, fueron aplicadas 83 mil 460 dosis para personas de los grupos de edad de 30 a 39 años (primeras dosis), 40 años en adelante (segundas dosis), así como a mujeres embarazadas, lo que sumó un total de 156 mil 184.

Continuar Leyendo

Trending