Conecta con nosotros

Opinión

Grillar desde las mazmorras

editor2

Publicado

a

Por Carlos Meza Viveros

 

Es conocida la dificultad de hacerse comprender en el microcosmos de la política poblana; en mi caso muy particular, y por rasgos de mi temperamento, el intercambio de ideas ha sido casi siempre complicado dado que los personajes con los que he tenido que convivir durante todo este tiempo suelen tergiversar de la manera más primitiva mis mensajes.

 

Llevo años padeciendo (si se le puede llamar padecer) los embates de ciertos grupos que, al no asumir sus respectivas ineptitudes y al pasar por alto que son completamente legos en sus áreas, buscan desesperadamente una salida a sus yerros achacándome culpas y comprometiendo mi nombre frente a situaciones en las que ni siquiera tengo tiempo en reparar.

 

Es condición humana endosar al fuerte las cuentas por saldar que genera el débil desde su posición desesperada. ¿Y qué es la desesperación sino la más pura forma de sobrevivencia que lleva al hombre a enredarse en una espiral tóxica en la que le es imposible resolver un problema?

 

Estoy acostumbrado a ser blanco de ataques y quinta columnas, ya que no he tenido empacho en demostrar que a la guerra pueden ir muchos improvisados, pero sólo aquellos que se entrenan en el oficio de la paciencia regresan a casa ilesos.

 

La guerra es para los guerreros, no para los que fueron convocados a engrosar las filas por falta de elementos…

 

La política es en muchos de los casos el mejor botón de muestra para confirmar que hemos evolucionado como especie, sin embargo, cuando no se tienen las mismas aspiraciones o derroteros similares, el proceso puede llenarse de huecos convirtiéndose en una especie de queso gruyere, y ahora que estamos viviendo un momento histórico irrepetible, decir “cuarta transformación” debe ser tomado desde la literalidad: transformar es cambiar, recomponer, mover la materia; esa que no se crea ni se destruye según la física. Lo que sí se destruye en el zipizape de la grilla son reputaciones; a lo largo de nuestra historia se han conjugado en repetidas ocasiones la falta de conocimiento con las ganas de joder, y en eso la prensa fue, es y seguirá siendo, un mórbido cómplice.

 

Los grupos que oxigenan sus endebles raíces mediante la estrategia del “divide y vencerás”, obtienen triunfos efímeros que tardan en desmoronarse cuando se les pone en evidencia. No me ha sucedido una ni dos veces. Desde que me zambullí en las aguas turbulentas de la política he tenido que navegar contra corriente porque jamás he estado dispuesto a obedecer la voz de la insensatez. Cuando Mario Marín se perfilaba como el próximo gobernador de Puebla, echó mano de sus habilidades (que nadie niega) para obtener mi apoyo incondicional, el cual le entregué sin cortapisas por una razón: porque siempre he sido un hombre de palabra y compromisos. Además, para ese tiempo nadie podría imaginar que Marín se iba a marear al subirse a un ladrillo. Venía, bien recuerdo, de ser calificado como el mejor presidente municipal del país. El futuro parecía prometedor para aquel que se había abierto paso ante las vicisitudes  de una infancia y primera juventud desafortunada. Era, guardando proporciones, el próximo Juárez dada su historia personal: el muchacho de extracción humilde que con base en sus esfuerzos y al hambre, se abría paso en la escena de la política nacional. Los que estuvimos con él, de pronto comenzamos a observar de cerca su metamorfosis. Pero en este caso, el gusano no se convirtió en una imponente mariposa, sino todo lo contrario. Lo recuerdo como si fuera ayer: cómo el corrillo de aplaudidores de su círculo más cerrado fue llenándole la cabeza de humo, incapaces todos de cuestionar la actitud de Mario porque a un gobernador no se le debe cuestionar absolutamente nada si se quiere continuar dentro de su buen humor.

 

Por eso digo que yo he sido un blanco perfecto y propicio para que los blandengues se escuden tras de mí, inquiriendo luego que lo mío es protagonismo o un súper yo exacerbado, cuando en realidad lo que me mueve es abonar para que los proyectos en los que creo den frutos.

 

No es por pararme el cuello, es la verdad; pocos, muy pocos fuimos los que tuvimos arrojos para sentarnos frente a Marín y encender la luz ámbar de alerta cuando se aproximaba la hecatombe, sin embargo, algo tiene el poder de demoniaco que seduce a quien lo detenta hasta hacer añicos todo aquello que un día fue (sobre todo en tiempos de campaña). Y dentro de esa marejada de confusión que sobrevino a la embriaguez del triunfo, reinó la maledicencia y el poco sentido común de sus más cercanos contra mí, todo esto, por supuesto, desde la sombra; como se fraguan las grandes traiciones: desde las cloacas, puesto que nunca se atrevieron a confrontarme cara a cara so pretexto de que yo era beligerante, ¿y cómo no ser beligerante ante la eminente debacle que se llevaría entre las patas no sólo la reputación de Marín, sino del proyecto inicial de un estado?

 

Es en este punto en donde suele medirse la verdadera estatura de los hombres, la envergadura de los políticos. Los gobiernos no son tan diferentes a las relaciones interpersonales o de pareja: después de los días de vino y rosas, llega el momento de hacer madurar esa relación mediante el arte de la negociación, pero aquí pasó todo lo contrario; los intrigantes, seres menores por antonomasia, suelen ser quienes se salen eventualmente con la suya al fungir como incondicionales del que ostenta el poder, aunque el poder se le esté cayendo a pedazos.

 

Mi labor en el marinismo fue precisamente exhibir a cada uno de los Yagos que contribuyeron a que Marín y su proyecto se descarrilara. Jamás he tenido pelos en la lengua, y en su momento, ya como presidente del PRI municipal, me enfoqué en desvelar los desaciertos que culminaron en la derrota de López Zavala contra Rafael Moreno Valle; otro que en su época pudo haber reivindicado al Estado, sin embargo, lo que vimos durante esa administración fue una mascarada perfectamente elaborada en laboratorios comandados por una caterva de tecnócratas malcriados en Harvard.

 

También el morenovallismo “prometía” después de que el PRI se fuera a la bancarrota por culpa del “Juárez que no fue”.

 

Jamás he negado que mi escuela fue en el PRI, sin embargo, las generaciones de impresentables que llegaron después del Barttlismo (una panda de hambreados que no hizo otra más que darle el tiro de gracia al partido en Puebla) , mismas que no se cansaron de lanzarme petardos cebados para desactivarme porque siempre me vieron como una amenaza ante sus tropelías, hicieron que un buen día declarara sin rubor que estaba completamente decepcionado del PRI porque el PRI también una mañana amaneció convertido en una cucaracha karfiana. Fue en ese instante cuando quemé mis naves.

 

Para nadie es desconocido que Moreno Valle se crio en Revolucionario Intitucional, pero no fue sino hasta que se creo esa mega alianza surrealista (las nupcias de la izquierda más degenerada con la derecha más pestilente) cuando pudo llegar a Casa Puebla. A Rafael yo lo conocí siendo parte del coro desafinado que dirigía Melquiades Morales, a quien siendo yo diputado también me le enfrenté por querer hacer del Congreso un lupanar a su servicio con meretrices que se vendían por una camioneta del año. Por lo tanto, en cuanto me percaté que el PRI estaba más podrido que Dinamarca, y cuando vi el poquísimo respeto que le tenía el entreguista Marín a su candidato, vaticiné la derrota de Zavala y no lo hice desde los basureros o desde radio pasillo, sino en plena plaza pública, en cada entrevista que me pedían.

 

Mi relación con Moreno Valle, ya como novel gobernador, no era estrechísima, pero se presentaba lo suficientemente sólida como abogado que asesora a un gobierno. Nunca lo he negado y hasta quedó escrito en varios artículos que, en un momento de crisis personal, cuando necesité el apoyo de la fuerza del Estado para auxiliar a un familiar que había sido secuestrado, Moreno Valle sacó su verdadero yo y sobrevino mi ruptura con todo lo que oliera a su gobierno, y lo hice mediante una carta que el propio Fernando Manzanilla tuvo en sus manos en donde le escribí a Rafael que, a partir de ese momento y en lo que restara de su administración, yo daría por suspendida toda actividad profesional con él, incluyendo también la incipiente relación de “amistad” entre ambos.

 

Como podrá ver el atento lector, mi tránsito en la vida pública poblana se ha dado en un ambiente en el que reinan los dobleces y las más altas traiciones. ¿Cuál ha sido mi pecado? No andarme con rodeos entre los carniceros que en futuro se han vuelto reses de matanza.

 

De mi temperamento se dicen muchas cosas. Algunas ciertas, algunas falsas.

 

El juego de la política requiere de movimiento precisos; no de blofeos. El que blofea en la mesa de póker termina por mostrar el juego, y cuando lo abre generalmente no trae nada.

 

El escenario actual se presume distinto, o al menos eso quiero creer. Soy un hombre de fe, soy un hombre cuya vocación requiere tener una fuerte reserva de empatía y esperanza hacia la especie humana. Creo, como El Quijote, que la justicia debe ser ponderada antes que cualquier ley, porque las leyes cambian, mutan, son entidades que como el propio hombre tienden a moverse al compás del espíritu de los tiempos.

 

Un abogado que desconfía de la causa de defiende es un pobre abogado, pienso.

 

Asimismo, me sucede cuando he estado en el plató de la política o cerca de ella. Por eso sopeso a cada instante los nuevos embates que surgen desde la prensa autocomplaciente y limosnera. Si bien el periodista forma parte de la así llamada clase política, en Puebla sólo podemos confiar en dos o tres plumas, las demás engrosan las filas de los vendedores de silencio y el sesto de chayotes que intercambian por favores personales, precisamente con actores equiparables a su escaso nivel intelectual.

 

Sólo hace falta pasar revista a la famélica historia de los medios que sólo sirven para pasar por las sillas de la cosmética a impresentables que, a falta de talento y ética, grillan desde el patíbulo de un pasquín a quienes afectan los torvos intereses de quienes les pagan.

 

¿Quiénes resultaron beneficiados en el marinismo?

 

Todos lo sabemos. Sólo es cuestión de hace memoria y ver quiénes estrenaron ranchos o se volvieron constructores cuando a duras penas terminaron la licenciatura en comunicación en la Cuauhtémoc. Lo mismo que sucedió en el morenovallismo…

 

Sin embargo, creo que la cuarta transformación no es sólo asunto del presidente ni de los gobernadores afines ni de los fieles seguidores del movimiento; para que esto se pueda sacar adelante hace falta contar con gente que genere ideas, no gente que siga con el rancio credo del “divide y vencerás”, que es lo que están intentado hacer muchos dentro del gobierno de Miguel Barbosa, en quien he depositado –no de hoy, no de ayer– mi confianza como el estadista que es.

 

Pero un gobierno no lo saca avante un solo hombre; se necesita equipo y ante todo lealtad entre los miembros del grupo.

 

Las grillas, catalizadas por supuesto con el poder de la prensa sicaria, han generado a últimas fechas una serie de malentendidos que sólo existen en las mentes funestas de quienes, como ayer, urgen en ponerme en jaque por considerarme un peligro.

 

Esto ya lo he pasado. Parece una variación sobre el tema orquestada por aquellos que vienen arrastrando una larga lista de pecaditos que creen haber expiado al cambiar súbitamente de bando el día que el helicóptero se desplomó el 24 de diciembre del 2018.

 

La diferencia radica en la calidad de los personajes que hoy gozan de mi confianza y mi lealtad. Sin embargo, tampoco uno debe olvidar que, en el pasado, otros actores se dejaron influir por sus huestes infieles.

 

Creo que la 4T abomina esas prácticas. Y creo también que Miguel Barbosa no cruzó en balde los infiernos dantescos y que es un político, pero ante todo un hombre, que antepone sus ideas por encima de cualquier sentimiento de mezquindad.

Continuar Leyendo
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

PROMOVER EL CONSUMO LOCAL… LA OTRA ALTERNATIVA

editor2

Publicado

a

Por

Raúl De Ita Sosa

 

La crisis generada por el Covid-19 que ha cobrado con la vida de más de 100 mil personas en el país, es sin duda, uno de los problemas más relevantes para vida de todos los mexicanos. Por un lado, ha obligado a los gobiernos en todos sus ámbitos a diseñar estrategias que le permitan contener el número de contagios y por otro, a estructurar mecanismos que le permitan salir adelante ante la crisis económica que ha afectado en mayor medida a los grupos más vulnerables.

 

Para muestra un botón, en México se han perdido en lo que va de la crisis alrededor de 12 millones de empleos según datos de la Primera Encuesta Telefónica de Ocupación y Empleo (ETOE) elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) lo que pone en serios predicamentos la calidad de vida de muchos hogares en el país.

 

Asimismo, según registros del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de abril a junio debido al confinamiento, tuvieron que cerrar 10,000 empresas lo que representa un deterioro considerable para miles de familias y hogares de nuestro país.

 

En cuanto a sus principales actividades económicas se destaca la herrería sobresaliendo la fabricación de las espuelas, frenos, herrajes en acero inoxidable e incrustaciones de plata y oro principalmente. Otros objetos de joyería en plata (aretes, pulseras, llaveros, anillos, hebillas, etc.) que son diseño Amozoqueño. También hay industrias de extracción como caliza, óxido de calcio, basalto y yacimientos de mármol; cabe destacar que se encuentran varias fábricas que se dedican a la venta de mármol de muy diversos colores y formas.

 

El área de artesanías que incluye alfarería y platería entran más en la clasificación de turismo, teniendo en cuenta que; la alfarería incluye el talavera, figuras navideñas y que estas son distribuidas a nivel nacional. Es ampliamente conocida a nivel nacional e internacional la herrería y su aplicación en el diseño y fabricación de artículos para la charrería.

 

En este sentido, en el espacio de lo local debemos solidarizarnos con todas aquellas personas que se han encargado de mantener vivas nuestras tradiciones y que día a día luchan por sacar adelante a sus familias. En Amozoc de donde soy originario, nos sentimos orgullos de contar con gente emprendedora y comprometida con las causas colectivas, me refiero, a los artesanos y que gracias a ellos Amozoc se ha posicionado como un municipio importante en el Estado y en el país, gracias a su talento y dedicación con esta noble labor.

 

En el año 2019 se dio a conocer que en Amozoc hay más de 800 personas que se dedican a la artesanía que trabajan la plata, el barro y también el acero, y que sus productos son demandados en Estados Unidos y en Europa. En este sentido, la actividad artesanal representa el sustento de las familias y que ahora frente a la ola de inseguridad que se ha generado en el municipio y la crisis sanitaria el turismo ha mermado considerablemente el ingreso de miles de amozoquenses que ven en la elaboración de artesanías la posibilidad de alcanzar mejores condiciones de vida.

Es por ello, que exhortamos a todos los ciudadanos a que consuman local y que en este cierre de año aprovechemos las maravillas que tienen que para nosotros en estas fechas decembrinas. Siempre me sentiré orgulloso de ser parte de este municipio y reconozco que los productos que se hacen aquí son excelente calidad y precio.

Sin embargo, la ola de inseguridad que se ha generado en el municipio ha generado un deterioro considerable para todos sus pobladores y más aún, el flujo turístico ha reducido el flujo económico de manera alarmante dejando a miles de familias sin posibilidades de tener un ingreso que les permita vivir dignamente. En este sentido, de acuerdo a las cifras detallas en la página www.transparenciafiscal.puebla.gob.mx/ del gobierno del Estado de Puebla, Amozoc de Mota cuenta con poco más de 100 elementos de seguridad, sin embargo, la mitad de ellos no se encuentran activos o se encuentran realizando actividades administrativas, lo que representa una oportunidad para el crimen organizado. Al mismo tiempo, cabe señalar que a pesar de los casi 10 millones de pesos recibidos para Seguridad (FORTASEG), los números y la percepción en materia de seguridad sigue siendo alarmante para todos los ciudadanos.

Amozoc requiere urgentemente un proyecto que demuestre capacidad y conocimientos para implementar y diseñar las políticas viables que ayuden al desarrollo de la población. Es urgente un liderazgo con arraigo social, ideológico y cultural que simpatice con el pueblo.

Estoy convencido de que Juntos y en equipo podremos salir adelante. Sin embargo, es imperante, que todos seamos participes del desarrollo. Esta situación nos ha dejado aprendizajes y creo, que el más valioso es que nos hemos dado cuenta de que individualmente no vamos a poder construir futuro para nosotros y nuestras familias.

Agradezco el espacio y reitero la invitación para que todos visitemos Amozoc cuna de artesanos, que nos den un voto de confianza y permitan que nuestros artesanos adornen sus hogares con nacimientos y obras hechas por manos poblanas.

JUNTOS SOMOS MÁS FUERTES.

 

 

 

Continuar Leyendo

Opinión

¿Cómo lograr un aprendizaje eficiente desde casa?

Editor VCN1

Publicado

a

Si te está costando habituarte a seguir lecciones y estudiar desde casa, tal vez te sorprenda saber que esta opción se ha ido popularizando mucho en los últimos tiempos. Concretamente, desde el año 2000, la formación online ha crecido un 900% a nivel mundial y esta tendencia no va a parar, más bien al contrario.

Consejos para el estudio eficiente
1.-Elige siempre un mismo lugar y hora para el estudiar o para seguir las lecciones online. Ya sea memorizar, comprender, subrayar, realizar resúmenes, ver videolecciones… lo primero es siempre la disciplina, y la mejor forma de imponerla es creando horarios de estudio.

2.-Adapta el espacio al estudio: nada de ponerse a estudiar en el sofá, o peor….¡en la cama! Para concentrarte, necesitas tener un espacio reservado al estudio que sea cómodo, con buena luz y temperatura, donde te molesten lo mínimo posible y donde puedas apoyar tus libros, el ordenador, los bolígrafos… y todo lo que te haga falta. Esto también te ayudará a tener tu material de estudio controlado para que no se te mezcle con todo lo demás.

3.-Sé constante y estudia a diario: la constancia es uno de los grandes valores del ser humano. Si quieres evitar los sinsabores de los agobios de última hora, no olvides dedicar cada día un rato a estudiar, así crearás hábitos de estudio. Lo mínimo recomendado sería una hora al día, pero en tiempos de mayor carga lectiva o de exámenes, tendrás que elevar el tiempo.

4.-Planifica las materias: no tendrás profesores que te organicen las materias de forma tan común como en la formación presencial, pero eso no implica que debas dejar nada a la improvisación. Por eso debes ser ordenado e ir de lo más importante a lo menos para ser productivos.

5.-Adapta las horas de estudio a tu ritmo de vida: no todos tenemos un ritmo de vida igual. Hay personas que están más despiertas y son más productivas por las mañanas, mientras que otras prefieren las tardes o incluso las noches.

6.-Haz pausas: Con solo 10 minutos de pausa te sentirás como nuevo y podrás retomar el estudio sin que tu capacidad de concentración decrezca.

7.-Toma la iniciativa: es importante que no esperes que profesores, progenitores o educadores tomen la iniciativa. En este caso, todo depende de ti, así que, demuestra tu responsabilidad y demuestra que te importa tu formación y tu futuro.

8.-Evita distracciones: en casa seguro que tienes acceso más fácilmente a tablets o móviles, así que apágalo o ponlo en silencio mientras estés estudiando.

9.-Cuidado con tu computadora: será tu herramienta de estudio principal, sin embargo, evita las tentaciones de entrar a redes sociales o navegar por internet durante tus lapsos de estudio.

10.-Mantén el contacto con profesores y alumnos: la gran mayoría de clases onlines van acompañadas de foros en los que alumnos y profesores pueden ir hablando para resolver dudas. Además de ayudarte a sentir el apoyo del resto y no sentirte solo, leer y participar en este tipo de foros y chats te ayudará a mejorar tus conocimientos.

11.-Duerme bien: si le das a tu cuerpo y tu mente un descanso adecuado, verás que te resultará mucho más fácil mantener la concentración y ser productivo.

12.-Mantén tus hábitos saludables: realiza la misma cantidad de comidas que hacías cuando ibas a clase, es decir, no estés haciendo viajes a la nevera de manera constante. Además, siempre que sea posible, dedica un tiempo dentro del día para realizar una práctica deportiva, existen diversas alternativas en la red. La cuestión es mantenerse activo y con una buena salud.

Continuar Leyendo

Opinión

VCN Sports

editor2

Publicado

a

Por

Autor: JC Fraire

¿Seguros?

 

Hoy, después de dos partidos postergados y una cantidad considerable de contagiados por COVID-19, arrancará la Temporada 2020-21 de la Liga MX, con un torneo que, aparentemente, homenajea a los Guardianes de la Salud, aunque parece ser que no respetamos sus indicaciones.

 

La gran necesidad de clubes, medios de comunicación, patrocinadores y trabajadores del ámbito llevó a tomar esta decisión arriesgada. Reflejo claro de la situación laboral en el país. También es evidente que no todos se llevan una gran tajada del negocio y necesitan seguir laborando. Sin embargo, ¿estamos tomando la decisión adecuada?

 

Se puede analizar, desde diferentes puntos de vista, pero todos ellos forman una cadena, en la que uno se mira beneficiado y afectado por el otro. Por ejemplo, si se reanuda, hay una posibilidad de que los casos entre jugadores y trabajadores aumenten; lo que llevaría a volver a regresar a detener la liga y, sin el tiempo de espera correcto, puede ser un bucle que dure un largo tiempo. Bucle que no todos pueden darse el lujo de permitir.

 

También es cierto que este ámbito no es responsable del descontrolado incremento de personas que se hayan contagiado, por descuido involuntario o voluntario. Pero, vuelvo a repetir, es parte de la cadena.

 

Los “Guard1anes” del césped y la salud, sin duda, tendrán mucho trabajo, en este primer semestre. Unos buscarán, a través de la tele, darle una pequeña alegría a quienes no la han tenido en meses y buscan pensar en otra cosa. Mientras que otros, buscarán terminar con la larga agonía, de una u otra manera.

 

El mundo tercermundista no se puede dar el lujo de quedarse en casa, sólo puede esperar que llegue una cura. Se han perdido, se perderán y se seguirán perdiendo vidas, empleos, relaciones de diferentes tipos, estabilidades emocionales y económicas, entre otras cosas más. Así comenzará rodar el balón, esta noche en Aguascalientes.

 

¿Se volverá a suspender el torneo? Tal vez

¿Era necesario regresar? Muy probablemente.

¿Fue la mejor decisión? Depende de cómo lo veas.

¿Teníamos otra opción? Para que el negocio sobreviviera, lo dudo.

¿Seguros? Apuesto a que nadie lo está.

 

Lo único seguro es que se avecinan meses inciertos. Y, en este caso, el cambio no sólo está en nosotros. Que el nombre del torneo sirva para rendir verdadero respeto a los “Guard1anes” y todos podamos seguir sus indicaciones.

 

Que pase lo que tenga que pasar…

 

Esta noche

Necaxa – Tigres UANL

Estadio Victoria – Aguascalientes

 

 

 

Continuar Leyendo

Trending