Conecta con nosotros

Internacional

México y EE UU limitan el tráfico fronterizo por el coronavirus

editor2

Publicado

a

El avance del coronavirus sigue cambiando el mapa político internacional. México y Estados Unidos han acordado este viernes restringir el tráfico en su frontera para viajes no esenciales y el turismo a partir de este sábado. El comercio de mercancías y los trabajadores con un permiso migratorio no se verán afectados por la medida, ha asegurado el canciller mexicano, Marcelo Ebrard. El titular de Relaciones Exteriores ha reconocido que las negociaciones con Washington han sido “muy intensas”, pero que se ha logrado disminuir el impacto que tendría el cierre total de la frontera, una de las más transitadas del mundo. Las restricciones durarán 30 días, pero existe la posibilidad de que ambas partes extiendan el acuerdo por más tiempo.

 

Donald Trump también ha anunciado la medida, por su parte, en la rueda de prensa diaria que ofrece para dar cuenta de los últimos datos y medidas adoptadas para frenar la expansión del virus. El presidente estadounidense ha añadido, además, que México planea suspender también los viajes desde Europa, algo que el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha desmentido. “Hoy no vamos a suspender ningún vuelo”, ha dicho Ebrard aunque ha aclarado que aumentaran los controles de los pasajeros que vengan de Europa en aeropuertos.

 

La restricción fronteriza, que el Departamento de Estado avanzó el jueves por la noche, se añade a un pacto similar con Canadá que se anunció el pasado miércoles, en el que el cierre parcial de la frontera se dio de mutuo acuerdo. Con relación a este y a su vecino del sur, los Ejecutivos intentan que el transporte de mercancías se vea afectado al mínimo, para tratar de contener en la medida de lo posible los estragos económicos que está causando la pandemia. Aun así, el turismo, una fuente importante de negocio, sufrirá.

 

“Queremos asegurarnos de que las mercancías, el comercio, los trabajadores sanitarios continúan pudiendo cruzar la frontera”, señaló el secretario interino de Seguridad Nacional, Chad Wolf, en la rueda de prensa, “pero, el turismo, y algunas actividades recreativas y otras cuestiones tienen que parar durante esta crisis», añadió.

 

“Nuestra preocupación ha sido que las medidas que se tomen para reducir la posible propagación del virus no afecten de manera decisiva la actividad económica y el empleo de las personas”, ha señalado, por su parte, Ebrard en conferencia de prensa. La preocupación de EE UU es contener el avance del Covid-19, con al menos 14.250 casos confirmados y más de 200 muertes. México, en contraste, tiene 164 casos confirmados y un deceso hasta este viernes. “Hemos estado trabajando de cerca en restricciones de viaje que protejan a nuestros ciudadanos de la transmisión de Covid-19”, ha dicho el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo.

 

“Es evidente que la frontera de México con Estados Unidos no es lo mismo que la frontera de Estados Unidos con Canadá”, ha dicho Ebrard. México, a diferencia del Gobierno canadiense, negoció que se hiciera un catálogo de actividades esenciales que no podían detenerse como servicios de compra de medicinas y alimentos, por ejemplo. El canciller mexicano ha evitado referirse a las medidas como un cierre. “He visto en algunos medios, incluso ayer en algún canal de televisión de Estados Unidos: ‘Se cierra la frontera’. No, no se cierra”, ha insistido el titular de Exteriores, que ha admitido que el portazo en las garitas migratorias era una posibilidad real.

 

La recomendación para la población de ambos países es que se abstengan de viajar al extranjero si no es absolutamente necesario. El Gobierno de López Obrador ha evitado imponer restricciones al movimiento libre de personas, así como medidas obligatorias para frenar los contagios y confía en no precipitar acciones que desgasten a la población, pese a que algunos sectores exigen medidas más drásticas.

 

Todo lo acordado por ambos países tiene que ver con transporte terrestre, y el tema de las restricciones en los vuelos, similares a las que EE UU adoptó con países de la Unión Europea, aún está en el aire. Se ha hablado poco de lo que supondrá el nuevo acuerdo para los inmigrantes y los solicitantes de asilo, aunque las implicaciones de las restricciones de viaje para las deportaciones, el miedo al contagio en los centros de detenciones y la falta de capacidad en los albergues pintan un panorama difícil para las personas en tránsito. Entre lo pactado es que ya no se concentrará a indocumentados en centros de detención de Estados Unidos y se les deportará de forma inmediata. “Si nos regresan personas que no sean mexicanos o centroamericanos, México no lo aceptaría, que Estados Unidos se haga cargo de esto”, ha puntualizado Ebrard.

 

Dentro de las acciones, también está previsto que se forme un grupo bilateral de alto nivel para vigilar las acciones de mitigación del virus en ambos países y que se acelere la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC), firmado y ratificado a principios de este año. México busca que el T-MEC entre en vigencia en junio próximo, según Ebrard.

 

“Muchos países están experimentando brotes de Covid-19 e implementando restricciones de viaje y cuarentenas obligatorias, cerrando fronteras y prohibiendo la entrada de no ciudadanos con poca anticipación”, advirtió esta semana el Departamento de Estado de Estados Unidos en un comunicado. Norteamérica se ha convertido en una vecindad que ha cerrado cada vez más sus puertas por el miedo a la expansión del coronavirus. Tras el acuerdo, EE UU queda aislado por sus fronteras terrestres: al norte, con Canadá y al sur, con México. Más al sur, Guatemala también ha sellado su frontera, aunque es mucho más porosa, con el territorio mexicano.

Continuar Leyendo
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Internacional

La pandemia de coronavirus suma ya más de 53.000 muertos tras superar el millón de contagios.

Editor VCN1

Publicado

a

Estados Unidos vuelve a marcar un récord con más de 30.000 positivos y 1.100 fallecidos en un solo día.

La pandemia de coronavirus, que afecta ya a 181 países, sigue sumando casos y, tras superar el jueves el umbral del millón de contagios, acumula más de 53.000 muertos en todo el mundo, con Estados Unidos encadenando récords tanto en personas enfermedas como en fallecidas de forma prácticamente diaria. El ritmo de crecimiento de la pandemia del nuevo coronavirus se ha acelerado de forma muy pronunciada en las últimas semanas y suma ya más de 100.000 casos por día, según datos de la Universidad Johns Hopkins. Para alcanzar los primeros 100.000 positivos, sin embargo, fue necesario que pasaran 67 días. Estados Unidos alcanzó de nuevo el jueves niveles sin precedentes desde que se detectaron los primeros casos en la ciudad china de Wuhan, sumando unos 30.100 positivos y al menos 1.169 fallecidos en solo un día, según los datos oficiales recabados por la Universidad Johns Hopkins.

El país norteamericano acumula ya más casos que Italia y España juntas y ha superado el umbral de los 6.000 fallecidos, de los cuales más de 2.000 corresponden al estado de Nueva York, 1.500 de ellos en la ciudad homónima. Casi una cuarta parte de los contagios de coronavirus a nivel mundial se han detectado en Estados Unidos. Sin embargo, Italia sigue encabezando el listado en cuanto a número de fallecidos y se acerca ya a los 14.000, mientras que la cifra de casos ronda los 115.000. España figura inmediatamente por detrás en cuanto a casos –unos 112.000–, y acumula ya más de 10.300 víctimas mortales por COVID-19.

ALEMANIA SUPERA A CHINA
Alemania superó el jueves a China en número de contagios tras elevar el balance provisional hasta casi 84.500. De ellos, unos 1.100 han perdido la vida, según los datos oficiales.

China, ya sin apenas casos locales, es el quinto país más afectado por número de casos (unos 82.400), pero el tiempo transcurrido desde el pico del brote en el gigante asiático le permite situarse como el lugar donde se han curado más personas (más de 76.700). Más de 3.300 enfermos han perdido la vida en territorio chino. Francia se sitúa como el sexto país en número de casos, con casi 60.000, y acumula ya unos 5.400 fallecidos, mientras que Irán, el siguiente país de la lista, ha registrado más de 50.000 casos y 3.160 muertos. Reino Unido, donde el virus ha alcanzado esta semana niveles máximos, acumula más de 34.000 positivos y más de 2.900 fallecidos. Suiza figura en la novena posición, con unas 18.800 personas contagiadas y 536 fallecidas, mientras que Turquía acumula más de 18.100 casos, entre ellos al menos 356 víctimas mortales. Bélgica y Países Bajos han confirmado hasta ahora 15.300 y 14.700 contagios, aunque en el caso holandés la cifra de fallecidos es mayor (1.341 frente a 1.011). Canadá y Austria han superado los 11.000 casos, con 139 fallecidos en el caso canadiense y 158 en el austriaco. Corea del Sur, que durante semanas fue el segundo país más castigado por el coronavirus después de China, baja hasta la decimoquinta posición: unos 10.000 positivos y 174 víctimas mortales.

Por su parte, Portugal ha superado el umbral de los 9.000 enfermos y 200 fallecidos, mientras que en Brasil se consolida el avance del coronavirus y suma ya más de 8.000 positivos y 327 víctimas. Cerca de los 7.000 casos se sitúa Israel y, por encima de los 5.000 figuran Suecia, Noruega y Australia.

República Checa, Irlanda, Dinamarca, Rusia, Chile, Ecuador y Malasia han registrado más de 3.000 positivos, barrera que roza Polonia. Rumanía, Filipinas, Japón, India, Luxemburgo y Pakistán han superado los 2.000, mientras que pr encima del millar figuran Arabia Saudí, Tailandia, Indonesia, Grecia, Finlandia, México, Panamá, Sudáfrica, Perú, República Dominicana, Islandia, Argentina, Serbia, Colombia, Singapur, Emiratos Árabes Unidos y Croacia.

Continuar Leyendo

Internacional

Tiene NY ventiladores para 6 días.

Editor VCN1

Publicado

a

El Gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, advirtió que el estado cuenta con ventiladores mecánicos para sólo seis días, debido al ritmo de casos graves por Covid-19 que la entidad sufre día con día.

Durante semanas, Cuomo ha dicho que si no reciben una infusión importante de las máquinas que podrían salvar vidas, la cantidad de muertes relacionadas con el coronavirus en el estado aumentaría drásticamente.

«Si una persona entra y necesita un ventilador y usted no tiene un ventilador, la persona muere», dijo el Gobernador.

«Esa es la ecuación contundente aquí. Y en este momento tenemos una tasa que sugiere que tenemos unos seis días en la reserva».

Cuomo precisó que había 2 mil 200 ventiladores en existencia en el estado y que alrededor de 350 nuevos pacientes al día los necesitan. A ese ritmo, alertó, «(las máquinas) desaparecen muy rápidamente».

El jueves, el Alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, indicó que sólo allí necesitarían entre 2 mil 500 y 3 mil nuevos ventiladores la próxima semana.

En tanto, mientras la epidemia escala, los decesos en la entidad empiezan a dificultar el acomodo de muertos.

La ciudad de Nueva York desplegó 45 nuevas morgues móviles. Los crematorios locales ahora pueden trabajar las 24 horas. En un hospital de Brooklyn, la morgue llenó su capacidad el martes y, al día siguiente, el personal de enfermería se quedó sin bolsas para cadáveres.

Con más de 2 mil muertes hasta el momento y miles más proyectadas, los funcionarios trabajan arduamente para evitar una emergencia.

En los últimos días, la oficina del médico forense de la ciudad de Nueva York se hizo cargo de la colección de cuerpos, al enviar una flota de nuevos remolques refrigerados a los hospitales en los cinco distritos.

Continuar Leyendo

Internacional

El Gobierno de España rechaza que Cuba ayude contra el coronavirus.

Editor VCN1

Publicado

a

No contempla pedir al país caribeño el envío de médicos como sí han hecho Italia o Francia ni hacer acopio de su antiviral -empleado en China contra el Covid-19-, por temor a críticas políticas.

El Gobierno no contempla la colaboración con Cuba para hacer frente al coronavirus. Es su postura en este momento. Entre los planes del Ejecutivo no está reclutar médicos cubanos, como por ejemplo sí ha hecho Italia, ni tan siquiera sumar a la plantilla los que residen en España pero están pendientes de la homologación del título. Sanidad tampoco ha decidido hacer acopio del antiviral Interferón Alfa-2B que fabrica el país caribeño, pese a que lo reconoce como un medicamento a usar en el tratamiento y pese a admitir que carece de stock suficiente.

La vía cubana como suma para plantar batalla al Covid-19 no figura en la hoja de ruta del Gobierno. Ni siquiera a pesar de que comunidades como Valencia o Cataluña han pedido la contratación de galenos de este país. La posición de Moncloa, según fuentes consultadas, es rechazar cualquier guiño a Cuba en estos momentos, entre otras cosas, por el temor que existe en un sector del PSOE a solicitar esta ayuda en un momento en el que gobiernan en coalición con Podemos y que eso sea utilizado para extremar las críticas.

Esta reticencia del Ejecutivo la dejó patente el presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, que esta semana admitió que estudian la contratación de médios cubanos para reforzar su sistema sanitario, pero admitió que no quería «ningún tipo de contraindicación o conflicto» y que buscaba una interlocución adecuada con los gobiernos de España y Cuba. Las comunidades apuntan a que trasladaron sus intenciones a Exteriores y que ahí quedó varado el asunto.

Pero según ha sabido este diario, la última palabra ha sido de Sanidad, que no considera pertinente esa contratación. El propio ministro, Salvador Illa, dejó claro este lunes 30 de marzo que agradecía el ofrecimiento de otros países para mandar profesionales -como está dispuesta Cuba y han aceptado Italia, Francia en sus territorios de ultramar o Andorra-, pero lo descartaba porque ya se han movilizado recursos de personal a nivel nacional y que se están pensado en incrementar esta vía. Eso sí, Illa se vio obligado a no cerrar esa puerta del todo: «De momento no los hemos activado, si hiciera falta lo haríamos».

Sanidad, hasta ahora no estaba contando ni siquiera con los médicos cubanos presentes en España, que reconocen sentirse frustrados. Centenares de ellos se agruparon para pedir al Gobierno que les acepte cooperar en la lucha sanitaria contra el coronavirus. «Ofrecemos nuestra ayuda y quedamos a disposición de la sanidad pública para la lucha contra la pandemia», fue su mensaje al Gobierno. Incluso articularon una movilización on line para lograr ser escuchados. Piden «ser útiles». Los impulsores hablan de «más de 200 médicos cubanos que no estamos trabajando por espera de la homologación del título, o ya homologados pero en diferentes situaciones migratorias que nos impiden ejercer».

Desde Sanidad explican que ya han impulsado la contratación de cerca de 200 profesionales extranjeros y que los cubanos están incluidos en este colectivo de profesionales si, al igual que ocurre para el resto de nacionalidades, cumplen con los requisitos oportunos de tramitación de regularización de situación administrativa, obtención de permiso de trabajo u homologación de título.

SIN STOCK DEL ANTIVIRAL CUBANO USADO EN CHINA
España tampoco ha pedido a Cuba colaborar en la fabricación y/o compra del antiviral Interferón Alfa 2B, uno de los medicamentos con los que se ha tratado el Covid-19 en China. Y ello pese a que a que en un documento técnico sobre el tratamiento médico del virus, Sanidad reconoce que Lopinavir/Ritonavir junto con interferón 2B inhalado «es el tratamiento recomendado en China para el tratamiento de los pacientes con neumonía por Covid-19».

En otra guía oficial, titulada Tratamientos disponibles para el manejo de la infección respiratoria por SARS-CoV-2, asume que «el stock disponible en estos momentos no permite garantizar unidades suficientes para todos los pacientes, con lo que es necesario llevar a cabo una distribución equilibrada y controlar los stocks con el fin de reservar las unidades disponibles a aquellos pacientes que estén en tratamiento con interferon para sus indicaciones autorizadas».

El Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de Cuba (CIGB) ha trasladado que tiene capacidad para evaluar en un plazo relativamente corto de tiempo una demanda del gobierno español y suministrar la medicación o, incluso, podría llegarse a un acuerdo para fabricar en España el medicamento, bajo licencia cubana, como ya se ha hecho en China.

Continuar Leyendo

Trending