Conecta con nosotros

Opinión

Palabra de Tigre

editor2

Publicado

a

ABRAZOS, CLAXONAZOS Y BALAZOS

Humberto Aguilar Coronado

Politólogo y Master en Negociación por la UC3 de Madrid, España

 

Hace dos años, recién habían pasado las elecciones presidenciales, al afirmar que no iba a defraudar al pueblo de México, el Presidente Electo sostuvo, refiriéndose al tema de la violencia: “voy a cumplir con todos mis compromisos y se van a respetar a todos, y van a ser abrazos y besos, abrazos, no balazos”.

 

Esta sencilla frase definió lo que iba a ser su política en materia de seguridad pública y el trato que quería darle a los delincuentes en nuestro país, motivando una severa crítica por su falta de seriedad para enfrentar un problema nacional, ya que había sido parte fundamental de su discurso como candidato opositor, criticar la política de seguridad pública del Presidente Calderón.

 

Por eso, cuando un año después sucedió lo que conocemos como el “culiacanazo”, aquella acción supuestamente coordinada por el Ejército mexicano y la Guardia Nacional, en donde se aprehendió, para después dejar en libertad, al hijo de uno de los capos más importantes del narcotráfico en nuestro país, se confirmó esa expresión de que el Presidente prefería los abrazos, aunque fueran de delincuentes, al tener que aceptar que como Presidente él fue quien ordenó la suspensión del operativo y la liberación del presunto delincuente, argumentando después, que lo había ordenado para no poner en riesgo a la población.

 

Desde entonces, esta decisión sumada a otras poco entendibles para muchos mexicanos en el manejo de la crisis sanitaria, que ha derivado en una severa crisis económica, una buena parte la población ha decidido manifestarse, en medio del confinamiento exigido por las circunstancias, en sendas caravanas de autos en diferentes ciudades del país, exigiendo a través de “claxonazos” la renuncia de López Obrador al cargo de Presidente. Se puede estar de acuerdo o no en las formas de exigir que se vaya el Presidente, pero queda claro que existe una gran inconformidad, y que la misma, no puede ser desdeñada ni minimizada por las autoridades.

 

Mi opinión, es que esa inconformidad debe ser canalizada por la vía institucional en las próximas elecciones de 2021, pero por ningún motivo se deben impedir ese tipo de  manifestaciones de inconformidad por la actuación gubernamental.

 

Muy diferente, por cierto, a la inconformidad que hace unos días un grupo delincuencial manifestó mediante un artero ataque al Secretario de Seguridad Pública de la Ciudad de México, en donde los “balazos” letales no le llegaron al objetivo, pero desafortunadamente, a dos de sus colaboradores sí y a una mujer que desafortunadamente iba pasando por ahí.

 

La adjudicación directa del atentado por un cártel reconocido, el cártel Jalisco Nueva Generación, pone en entredicho y provoca serios cuestionamientos a la política instrumentada por el Gobierno federal en materia de seguridad pública, porque este tipo de acciones no solamente atentan contra una persona o un funcionario público, es una clara afrenta al Estado mexicano y a la falta de respuesta en el combate al crimen organizado.

 

Los balazos se hicieron visibles en una misma semana en la Ciudad de México, mediante un atentado que moviliza a los elementos de seguridad y acelera investigaciones para detener de inmediato a presuntos involucrados, y en el estado de Guanajuato mediante bloqueos de calles, vehículos incendiados y una buena cantidad de detonaciones, dejando una serie de acusaciones entre autoridades locales y federales. Por una parte, el Gobernador señalando la politización de la seguridad por parte del Presidente, y por el otro, el Presidente acusando que las autoridades locales llevan 12 años en el ejercicio de las funciones de seguridad, llamando a la renovación de esas autoridades.

 

Lo que queda claro, es que en este país se puede ir de los abrazos a los balazos, pasando por los claxonazos en muy poco tiempo, es decir, se acabaron los abrazos porque no sirvieron; siguen los claxonazos porque sigue la inconformidad, y desafortunadamente, llegaron los balazos.

 

Continuar Leyendo
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

VCN Sports

editor2

Publicado

a

Por

Autor: JC Fraire

¿Seguros?

 

Hoy, después de dos partidos postergados y una cantidad considerable de contagiados por COVID-19, arrancará la Temporada 2020-21 de la Liga MX, con un torneo que, aparentemente, homenajea a los Guardianes de la Salud, aunque parece ser que no respetamos sus indicaciones.

 

La gran necesidad de clubes, medios de comunicación, patrocinadores y trabajadores del ámbito llevó a tomar esta decisión arriesgada. Reflejo claro de la situación laboral en el país. También es evidente que no todos se llevan una gran tajada del negocio y necesitan seguir laborando. Sin embargo, ¿estamos tomando la decisión adecuada?

 

Se puede analizar, desde diferentes puntos de vista, pero todos ellos forman una cadena, en la que uno se mira beneficiado y afectado por el otro. Por ejemplo, si se reanuda, hay una posibilidad de que los casos entre jugadores y trabajadores aumenten; lo que llevaría a volver a regresar a detener la liga y, sin el tiempo de espera correcto, puede ser un bucle que dure un largo tiempo. Bucle que no todos pueden darse el lujo de permitir.

 

También es cierto que este ámbito no es responsable del descontrolado incremento de personas que se hayan contagiado, por descuido involuntario o voluntario. Pero, vuelvo a repetir, es parte de la cadena.

 

Los “Guard1anes” del césped y la salud, sin duda, tendrán mucho trabajo, en este primer semestre. Unos buscarán, a través de la tele, darle una pequeña alegría a quienes no la han tenido en meses y buscan pensar en otra cosa. Mientras que otros, buscarán terminar con la larga agonía, de una u otra manera.

 

El mundo tercermundista no se puede dar el lujo de quedarse en casa, sólo puede esperar que llegue una cura. Se han perdido, se perderán y se seguirán perdiendo vidas, empleos, relaciones de diferentes tipos, estabilidades emocionales y económicas, entre otras cosas más. Así comenzará rodar el balón, esta noche en Aguascalientes.

 

¿Se volverá a suspender el torneo? Tal vez

¿Era necesario regresar? Muy probablemente.

¿Fue la mejor decisión? Depende de cómo lo veas.

¿Teníamos otra opción? Para que el negocio sobreviviera, lo dudo.

¿Seguros? Apuesto a que nadie lo está.

 

Lo único seguro es que se avecinan meses inciertos. Y, en este caso, el cambio no sólo está en nosotros. Que el nombre del torneo sirva para rendir verdadero respeto a los “Guard1anes” y todos podamos seguir sus indicaciones.

 

Que pase lo que tenga que pasar…

 

Esta noche

Necaxa – Tigres UANL

Estadio Victoria – Aguascalientes

 

 

 

Continuar Leyendo

Opinión

Tendencia boomerang

editor2

Publicado

a

Por

“Te odio y te quiero”: las finanzas personales en tiempos de la pandemia

 

Leobardo Rodríguez

 

Una de las preocupaciones que con mayor frecuencia se refiere en estos días de Covid 19 en los sondeos de opinión es la incertidumbre de cómo se comportará la economía en los próximos días. Ya no se habla de los riesgos en el mediano y largo plazo; la pandemia ha provocado que los horizontes de crisis sean de muy corto plazo, para muchos, del día a día.

 

El reto es que la nueva normalidad pronto empiece a reactivar el ciclo productivo, no sólo de México, sino del mundo entero. El cierre de diversos sectores de la economía ha provocado la pérdida de millones de empleo, el consumo agregado también ha mostrado una desaceleración prolongada, la gente compra menos, tiene menos o nada de dinero para consumir o tiene miedo a salir de casa.

 

En este escenario, los llamados “bestsellers” de las finanzas personales retoman una dimensión masiva, la gente se descubre en la búsqueda exhaustiva de ideas, planes, estrategias, recetas, listas, lo que sea para subsistir a la inminente crisis económica. Títulos como “piense y hágase rico”; “Querido dinero, te odio y te quiero”; “diario de una oveja financiera”; “Eres un chingón haciendo dinero”; “padre rico, padre pobre”, representan una posibilidad para descubrir una brújula que les ayude diseñar una idea para generar ingresos.

 

Lo cierto es que las crisis económicas que tienen las características de la actual se constituyen con el concurso de diversas variables, muchas de ellas estructurales que escapan a los esfuerzos de los actores que hoy toman las decisiones (económicas, financieras y políticas), otras coyunturales: ¡Quién se iba a imaginar que íbamos a vivir una pandemia como ésta!

 

A eso hay que sumarle que el debate público sobre la función económica de los gobiernos está demasiado polarizado, los que hasta enero eran amantes del mercado y neoliberales por excelencia, hoy claman por políticas de rescate cien por ciento keynesianas  ¡Todo es responsabilidad del gobierno! Y los que siempre han sido keynosianos, piden a los neoliberales que sean congruentes y se mantengan en sus posturas históricas de mantener al gobierno al margen de todo. La única verdad es que resulta imperativo  que los gobiernos del mundo aceleren la ejecución de sus obligaciones institucionales en los diversos procesos de reactivación económica y de apoyo a los sectores productivos, cada quién en su respectivo orden de responsabilidad y que los apoyos se focalicen de manera prioritaria en los que menos tienen, igual que antes, por el bien de todos, primero los pobres.

 

Y en este complicadísimo contexto, que hay otro sector de la población que ya piensa en cómo blindar sus finanzas personales y familiares.  Se ha vuelto prioritario, diseñar planes de contingencia financiera que den estabilidad a estos tiempos de turbulencias.

 

De todos los títulos que mencioné en párrafos anteriores, todos súper éxitos de ventas, quiero recomendarles el de Sonia Sánchez-Escurer, una bloguera que desde hace varios años ha enfocado sus esfuerzos en explicar el complicado mundo de las finanzas personales, publicando en 2012, bajo el sello de editorial planeta, su famosísimo “diario de una oveja financiera”.

 

A través de la metáfora de una oveja que se sienta a reflexionar sobre temas de dinero, plantea una idea de cómo tener una mejor relación con el dinero, empieza reflexionando sobre diversas razones por las cuales el dinero siempre será insuficiente y plantea posibles soluciones. Si gastas demasiado en cosas poco necesarias, prueba dejar de comprar esas cosas durante 15 días, anótalas y después de ese tiempo, valora si es necesario volver a gastar en ellas; Si crees que no ganas dinero suficiente, prueba explorando tareas adicionales o de emprendimiento; las deudas comen y las deudas con intereses son un barril sin fondo, por eso antes de adquirir créditos hay que analizar a fondo los costos y las posibilidades de poder pagarlos; si gastas mucho, prueba reduciendo los gastos al mínimo; mantén en orden escrupuloso de todos tus gastos y en estos tiempos de pandemia, procura evitar los consumos superfluos y asumir una postura responsable con el dinero que llega a nuestras manos.

 

Diario de una oveja financiera  es una excelente guía para poder ordenar las finanzas personales, para mantener una buena relación con tu dinero y a crear planes de contingencia ante todos los riesgos que estamos enfrentando y estamos por enfrentar. Además de lo que propone Sonia Sánchez-Escuer, sumaría  que promovamos el consumo local y cercano, si alguien de nuestros conocidos está vendiendo algo que es necesario para nosotros y aporta valor, hay que comprarle a como dicen en mi colonia “hay que hacerle el gasto”. Son tiempos que requieren solidaridad y compromiso para que juntos salgamos de ésta.

 

P.D. Ha llegado la temporada de osos a Nuevo León y se ha viralizado los avistamientos de estos mamíferos que han causado terror entre los que invaden sus espacios naturales, no olvidemos que la casa es de ellos y ahora los que han cruzado en su camino han tenido que bailar al ritmo del baile del oso. ¡Que miedo!

 

 

Continuar Leyendo

Opinión

Tendencia boomerang

editor2

Publicado

a

Por

La pandemia económica y la teoría rosquilla para enfrentar la crisis

 

Leobardo Rodríguez

 

Una de las afirmaciones más recurrentes que se hacen desde que inició la pandemia del nuevo coronavirus, refiere que además de afrontar la crisis sanitaria generada por el virus, tendremos que lidiar con la grave presión económica mundial, prevista superior en efectos a la de 1929. El mundo se está enfrentando a otra pandemia, la económica.

 

De acuerdo con los analistas internacionales, el COVID-19 ha afectado a la economía mundial de tres maneras principales: mermado directamente a la producción, creando trastornos en la cadena de suministro, y por su impacto financiero en las empresas y os mercados financieros.

Es decir, nos estamos enfrentando a un tiempo en el que existe escasez en la producción, comercialización y consumo de productos y servicios.  Todo esto forma parte de un ciclo, por lo que al final – sin conocer siquiera la duración aproximada de la caída- se espera que venga la recuperación, aunque se asume que habrá muchos estragos y varios de ellos serán irreversibles para generaciones enteras.

 

De acuerdo con las previsiones del Banco Mundial, la economía mundial se reducirá en un 5.2 por ciento este año, se prevé que la actividad económica de las economías avanzadas se contagia 7 por ciento; que haya una disminución en los ingresos per cápita del 3.6% lo que provocará que millones de personas transiten a niveles de pobreza extrema tan solo en el 2020.

 

En el caso mexicano, de acuerdo con cifras del IMSS, durante el mes de abril se registraron 555 mil 247 empleos formales perdidos, y aunque en la medición de mayo se observa una recuperación, el camino para volver a los niveles de empleo previo al surgimiento de la pandemia será largo y exigirá medidas eficaces que permitan el rumbo del bienestar.

 

En este contexto es que quiero sugerirles una lectura apasionante que muestra una forma distinta de mirar a la economía y que resulta muy oportuna en este momento de recesión económica. Kate Raworth, académica de la Universidad de Oxforfd, en su libro “La economía rosquilla”, plantea que el modelo económico actual, no funciona. Ha sido incapaz de predecir, y no digamos de reaccionar, ante las crisis financieras que han cimbrado los cimientos de nuestras sociedades. Sus obsoletas teorías han permitido a existencia de un mundo en el que persiste la pobreza extrema mientras la riqueza de los superricos aumenta año tras año.

 

La obra plantea algo que en las semanas pasadas fue esbozado por el presidente Andrés Manuel López Obrador y que fue descalificado por sus desinformados y frenados adversarios: es un error seguir tomando como referencia exclusiva de crecimiento económico al Producto Interno Bruto (PIB), Raworth plantea que hay que desterrar este indicador y sustituirlo en un modelo circular compuesto por un anillo con un agujero en medio, con una forma de rosquilla o como la conocemos en México, con forma de dona.

 

El círculo principal de la rosquilla o de la dona, representa el espacio seguro y justo para el  mundo, con un fundamento social de bienestar humano y su techo ecológico de presión planetaria; un espacio donde se garantizan las necesidades vitales básicas, lo que la propia autora considera una auténtica brújula para el desarrollo del siglo XXI.

 

Fuera del círculo central/virtuoso, se ubicarían todos los excesos cometidos por el modelo económico vigente sobre explotación de recursos naturales, cambio climático, carga de nitrógeno y fosforo, conversión de tierras, pérdida de la biodiversidad, contaminación atmosférica.

 

La modelo rosquilla plantea el cambio de siete formas de pensar en la actualidad a siete maneras nuevas de cómo ver la construcción del bienestar social. Una es abandonar al PIB como medida de crecimiento y crear nuevos indicadores de bienestar; pasar de la visión del mercado autosuficiente a la economía incardinada; del enfoque del hombre económico racional a una comunidad compuesta por humanos sociales adaptables; del equilibrio mecánico de mercado a la complejidad dinámica; de la idea de que el mercado nivelará todo a una distribución de la riqueza por diseño; de la afirmación de que el crecimiento corregirá todo a una regeneración social por diseño; de la adicción al crecimiento económico al escepticismo con respecto al crecimiento. En pocas palabras cambiar el modelo neoliberal que planteaba como indicador rector de crecimiento, por un modelo en el cual se busque un desarrollo basado en actividades distributivas y regenerativas desde su origen, que el valor se comparta desde el inicio del ciclo y no sólo a final, propiciando redistribución de la riqueza.

 

El modelo rosquilla habla de economías solidarias, de agentes económicos que rompen con el supuesto del egoísmo y que se adaptan a un desarrollo en comunidad, de mejorar la relación con la naturaleza para poder utilizar de manera equilibrada los recursos. Los objetivos de desarrollo sostenible de la ONU tienen en esta propuesta económica una base importante de su diseño.

 

Publicado en español por editorial Paidós, sin duda es una buena alternativa para estos días de confinamiento y para reflexionar cómo deberá ser el modelo económico que nos permita salir airosos en el combate de las pandemias. Es tiempo de solidarizarnos, cerrar filas y ayudarnos entre todos, sólo así, saldremos adelante.

 

Posdata 1: Will Smith confirmó un tema muy personal, relaciones extramaritales en su matrimonio, sin duda se llevó la peor parte.  Uno de los involucrados no fue ni prudente, ni discreto, el rapero August Alsina lo contó todo y puso en jaque a la pareja. Como decía Carmelita Salinas, esto pasa hasta en las mejores familias.

 

Posdata 2: Murió Ennio Morriconne, el maestro itaiano que con su música construyó momentos inolvidables para el cine, la industria no se podría entender sin las piezas del maestro Morricone. Ganador de 7 oscares, 9 globos de oro, 6 BAFTA, 5 Grammys y 16 David Donatello deja una huella profunda para los cinéfolos.

Continuar Leyendo

Trending